La comunicación es un elemento clave en toda empresa. Vivimos en un mundo interconectado, y quien piense que una empresa o autónomo no tiene (ni debe ni puede) que tener en cuenta una buena comunicación de su empresa, sus valores, sus productos, etc., es que no sabe en qué mundo vive. Y esta necesidad es más imprescindible cuando hay una crisis. Comunicar en tiempos de crisis es un tema de pura supervivencia de tu proyecto, algo que debes afrontar de cara y sin ningún tipo demora. En este artículo te daremos tres claves para que la gestión de la comunicación en estos momentos de tensión sea lo más eficiente, eficaz, rápida y sencilla para ti; i siempre con el objetivo de proteger y fortalecer tu empresa.
  1. Ten las cosas previstas. Y eso para por que tengas un Plan de Comunicación incluso antes de que nazca tu empresa. En este Plan, por supuesto, debes incluir qué hacer en tiempos de crisis. Porque debes tener claro que siempre, siempre, siempre pasarás por alguna crisis. Tenerlo todo por escrito mucho antes de que ocurran las cosas te puede ayudar en términos de tranquilidad y de previsibilidad. Podrás planificar mucho mejor las acciones a realizar para sofocar la crisis, y a no improvisar.
  2. Sé sincero. No escondas tus errores, será peor. En toda crisis siempre debes afrontar tus errores, y asumir que te has equivocado. Sin más. Todos somos humanos, y muchas veces en nuestra vida profesional y personal nos equivocaremos. Y no pasa nada. Asúmelo, es mejor. Y explícalo, sin tapujos; y aprende de tus errores. Tus clientes lo entenderán. Eso si, no lo expliques como un fracaso, ni tampoco adoptes un rol de mártir.
  3. Y finalmente, adopta soluciones. De nada sirve que asumas los errores si después no ofreces ningún tipo de mejora. Tus clientes deben apreciar que has aprendido algo de la crisis por la que has pasado, y que eres capaz de ofrecerles algo mejor. Si no lo haces, ellos lo notarán, se volverán a quejar y tendrás otras crisis.