WordPress se ha convertido en un gestor de contenidos con una amplia difusión, y que ha superado por completo su misión y sus objetivos fundacionales: y es que WordPress ha dejado de ser un simple gestor de blogs, para ser un auténtico gestor de contenidos online, usado por muchos tipos de usuario diferentes, con el que montar, diseñar y gestionar todo tipo de webs… y por supuesto, también, blogs. Sólo un dato: según la Wikipedia, en agosto de 2013 (tan sólo 10 años más tarde de su lanzamiento en código abierto en mayo de 2003), WordPress era usado por el 18,9 % de todos los sitios existentes en internet.
La comunidad WordPress es, senzillamente, enorme. Detrás de su desarrollo, y sin hablar de la empresa que lo gestiona, la WordPress Foundation, hay millones de personas anónimas, como y como yo, que lo mejoran constantemente, que le añaden funcionalidades, que le solucionan errores y le añaden estabilidad, robustez y seguridad. En definitiva, si quieres saber qué futuro tendrá una buena parte de internet, deberás conocer WordPress a fondo.
Pero en este artículo hablaremos de un tema que muchas veces pasa desapercibido, y que considero como un elemento clave en el éxito de WordPress en este universo colaborativo y social en que se ha convertido internet. WordPress ha sido clave en el nacimiento, la extensión y la consolidación de webs y blogs colaborativas, con múltiples usuarios creando contenidos de forma simultánea. No es otro que el de los diferentes tipos de usuario en WordPress, y su gestión.

TIPOS DE USUARIO EN WORDPRESS

Una de las principales preocupaciones que tiene cualquier administrador/webmaster de una web es la gestión de usuarios.Configurar los permisos y los privilegios de cada usuario suele ser una tarea muy complicada, y que requiere grandes dosis de paciencia y mucho tiempo. Esto, o tener que centralizar todo el contenido en una única persona: un contenido que ha llegado en diferentes códigos, con maquetaciones y diseños diferentes, etc.
Por suerte, WordPress ha conseguido solventar toda esta problemática, y ha facilitado al máximo la gestión de los usuarios en una instalación de WordPress. Y es que mediante un sistema de perfiles y permisos, se puede dar acceso al panel de administración y de gestión de la web, a un número infinito de usuarios, y configurar de forma quirúrgica qué puede hacer cada uno de ellos, y de qué funciones y privilegios dispondrán.
Por defecto, existen los siguientes 5 tipos de usuario en WordPress:
  1. El Suscriptor. Se trata del usuario con menos privilegios, y que tan sólo puede acceder a la lectura y descarga de contenidos privados redactados por otros autores. No puede editar ni crear, sólo consumir contenidos. Se trata del perfil perfecto para todas aquellas webs o blogs en los que se permita tan sólo el acceso a usuarios registrados.
  2. En segundo lugar, el Colaborador. Subimos un peldaño en los privilegios, puesto que un colaborador puede escribir y gestionar sus propios artículos y entradas en el blog. No obstante, los contenidos que publique no aparecerán automáticamente disponibles online, sino que pasarán por un filtro, una moderación: y es que hará falta la aprobación final de un usuario administrador. Este perfil es el ideal para todos aquellos blogs con una nómina muy alta de colaboradores, y que requieren un nivel de calidad mínimo en todos sus contenidos.
  3. El tercer tipo de usuario que existe es el Autor. Se trata simplemente de una evolución del perfil de colaborador, pero que puede publicar directamente todo su contenido sin pasar por el filtro previo del administrador. En este caso, por ejemplo, se supone de partida una calidad en los contenidos aportados por los autores.
  4. El Editor es el cuarto tipo de usuario que nos encontramos en WordPress. Para usar una terminología periodística, tendría las funciones de Redactor Jefe. Es decir, puede publicar y editar sus propios contenidos de forma directa… y al mismo tiempo, puede hacer lo mismo con los artículos de cualquier otro tipo de usuario. No puede, eso si, ni realizar instalaciones en el sitio web, ni modificar plantillas, ni configurar plugins, etc…
  5. Y finalmente, el Administrador. Se trata del webmaster, el jefe, el que lo controla absolutamente todo y tiene acceso de edición a totas las funcionalidades y características del blog. Se encarga de la moderación de comentarios, de las actualizaciones, de las instalaciones, de las nuevas plantillas y diseños, de la configuración y gestión del correcto funcionamiento del blog, etc… Y por supuesto, claro, puede publicar su propio contenido.

AMPLIANDO LAS FUNCIONALIDADES DE LOS USUARIOS

Como hemos visto, la gestión de los diferentes tipos de usuario en WordPress es muy completa, y permite un nivel de personalización y de detalle muy profundo. Además, WordPress permite añadir otros perfiles de usuario mediante plugins, entre otras muchas funciones.
Describiré algunos plugins relacionados con la gestión de usuarios, y mediante los cuales podremos ampliar sus funcionalidades, y superar aún más los límites de WordPress.
  • Co-Authors Plus. WordPress asigna por defecto un autor a un artículo. Algo que, evidentemente, no siempre es así. Con este plugin que podremos asignar más de un autor a los artículos, y poder así abrir la puerta a nuestro blog a artículos escritos por más de una persona de forma simultánea. Otro plugin con funciones parecidas es Multiple Authors.
  • Authors Widget. Aunque internamente la gestión de forma nativa de los usuarios en WordPress es muy potente, no lo es tanto en su aspecto externo, como por ejemplo en la visualización de todos los usuarios de un blog. Con este plugin, podremos mostrar todos los usuarios de un blog en forma de lista o de nube, junto con el número total de artículos escritos, su gravatar e incluso a su RSS personalizado. Es perfecto para blogs multi-usuario, y que quieren mostrarlos en la barra lateral del menú. Otro plugin que actúa de forma similar es List Authors.